Agua Fresca de Rosas Blancas, de Adolfo Domínguez


Adriana Domínguez redescubre Agua Fresca de Rosas para crear una nueva esencia con un toque chic y juvenil que la hace absolutamente irresistible. La curiosidad y el deseo se unen en este nuevo perfume para lanzarse a la aventura de descubrir esa rosa blanca, símbolo de una mujer más sofisticada, delicada, con un punto inquietante, divertido y sorprendente.

Agua Fresca de Rosas Blancas de Adolfo Domíngez nace nueva y diferente en los aromas de la feminidad más delicada, elegante y sensual.

Una fragancia que apuesta por una heroína delicada y femenina, audaz y atrevida, que busca salir victoriosa de su cruzada contra lo común. Una vez ha reconocido su deseo no descansará hasta hacerlo suyo. Este perfume, es el alter ego de esta mujer que sólo tiene que inspirarse en sí misma para ser diferente, sensual y divertida, original y chic. Su punto inesperado y travieso es el mejor as para ganar en el maravilloso juego de la sensualidad. Lo esperado no entra en sus planes.

Un acorde jovial, transparente y fresco de pétalos de rosas blancas, ciclamen y jazmín, envuelto de un insólito halo vital de notas ozónicas y herbáceas, que se hace seductor en presencia de la calidez del sándalo y del cedro, para finalmente fundir en un acorde moderno Chipre de musgo de encina, pachuli y tonga.

Notas de salida: Fresca (Yuzu, Mandarina, Pomelo), Verde (Gálbano), Ozónica (Acorde ozónico).
Notas medias: Floral (Rosa, Té, Ciclamen, Lilas), Amaderada (Cedro, Vetiver, Sándalo).
Notas de fondo: Chipre (Musgo, Encina, Pachuli), Almizclado (Ámbar, Haba Tonka, Vainilla, Almizcle).

Digno envase, un frasco original justo heredero de la elegancia icónica del perfume emblemático de la marca, Agua Fresca de Rosas. Las transparencias del tapón cristalino y el brillo del collar plateado aportan al frasco una imagen de joya cualitativa a la vez que actual. 

Como valor exclusivo, su singular rosa blanca que sobresale materializada en una distinguida interpretación en acabado porcelana, culmina y aporta el toque singular y sofisticado al frasco.