Aura, el Otoño visto por Loewe


Linda Evangelista imagen del nuevo perfume de Loewe.


La exclusiva firma de perfumes española Loewe mostraba hace tiempo un avance de su nueva fragancia, aunque sin desvelar forma, nombre ni, por supuesto, aroma. La espera ha terminado y por fin ha dado a conocer la que se llamará Aura de Loewe.

El nombre de Aura ya fue utilizado en producciones antiguas de la casa y es que la nueva belleza de Loewe está impregnada de nostalgia por el pasado, por mejores épocas.

Juan Pedro Abeniacar ha querido hacer un homenaje a productos anteriores, no sólo adoptando este nombre, sino también con la recuperación del tapón mostrado en un modelo de 1976, llamado perfume L2 y caracterizado por sinuosas curvas, que forman niveles en él como rocas erosionadas por el aire.

El envase es transparente, también ondulado y deja ver, excepto por el logo estampado del medio, la hermosa fragancia de tonos suaves y rosados.

Aura de Loewe contiene picardía en forma de pimienta rosa y bergamota. Mezcla jazmín, narciso e iris con una base claramente de rosa. El conjunto es cálido, amaderado, como queriendo evocar una zona arenosa en sintonía con las curvas de su receptáculo.

La sorpresa está al final, un original néctar de frambuesa mezclado con cedro de Otto ofrece una frescura otoñal que exige su compra por parte de aquella mujer que quiera darlo todo en estos meses previos al invierno, que quiera abrazar al otoño con ilusión, olvidando la gloria nostálgica despertada en un inicial contacto.