Bentley, dos de sus joyas de lujo


A principios de año nos despertábamos con la noticia de que la marca de coches Bentley sacaba al mercado un nuevo y fabuloso automóvil solo al alcance de unos pocos; algo que se puede sumar a la reciente puesta en venta de un exclusivo perfume masculino con unidades limitadas.

El nuevo Bentley GT Speed 2013 (como se ha denominado) ya se ha enmarcado como una de las joyas de la firma. Se le ha dotado con un motor de W12 de 6 litros, 48 válvulas y doble turbocompresor capaz de llegar a los 616 caballos acelerando de 0 a 100 en tan solo 4 segundos, y llegando a una velocidad de 330 km/h.



Si hay alguien que sabe de trabajo tradicional  y artesano, esos son Lalique y Bentley. La primera con experiencia en el mundo de la fabricación de cristal de diseño y Bentley con casi 100 años a las espaldas en la industria del automóvil.

Por un lado, ofrecen a sus clientes más exclusivos lo que han denominado como ‘Lalique for Bentley Cristal Edition’. Se trata de un perfume de Mylène Alran con suaves toques de madera y cuero, y definida como una esencia ‘sensual y carismática’. Se presenta en un bote de 40 ml coronado por el emblema de la firma automovilística Bentley y que está limitado a 999 piezas. Su precio, 3.500 euros. Algo alejado de las expectativas de muchos, pero quien tenga un Bentley se lo podrá permitir seguro.


Pero no sólo los más adinerados podrán disfrutar del ‘olor a chico Bentley’, sino que se presenta también la gama ‘Bentley for Men’ en la que ofrecen una serie de productos, como el perfume ‘Intense’ creado por Natalie Lorson y que se puede adquirir en bote de 100 ml por 87 euros. Ahora ya la cosa se vuelve más asequible, ¿verdad?. Pues también tienen una colonia por 59 euros en bote de 60 ml y por 79 euros en su versión de 100 ml. Si quieres completar tu baño con detalles de la firma de lujo, el After Shave lo tienes por 50 euros y el champú por 27 euros.


Si no tienes para uno de sus emblemáticos coches, al menos puedes ‘aparentarlo’ y sentirte por un momento como si fueras el propietario de alguna de sus exclusivas piezas automovilísticas.